Tratamiento de superficies metálicas

Las excelentes propiedades de la pintura en polvo dependen de un adecuado pretratamiento de las superficies metálicas. Gracias a la limpieza y al orden reinante en nuestra planta, así como también a nuestras tinas en las que realizamos el tratamiento por inmersión en caliente en un ambiente cerrado y protegido del polvo circundante, logramos que las piezas tratadas queden perfectamente desengrasadas y limpias, libres de todo tipo de impurezas. Esto permite un sólido anclaje de la pintura a la pieza tratada.

El proceso de pretratamiento consta de los siguientes pasos:
• Desengrase alcalino caliente con burbujeo
• Desengrase alcalino caliente con eductores
• Enjuague con burbujeo
• Fosfatizado de zinc caliente
• Enjuague con burbujeo
• Pasivado no crómico
• Secado